lunes, 11 de enero de 2010

Cómo algodones de azúcar


A pesar de que haya descubierto que las princesas viven en cajitas y son adictas a la nieve. A pesar de que lo que leo nunca llegue a ocurrirme y aún siendo plenamente consciente tenga la esperanza de vivirlo. A pesar de que viva enganchado a pasar las noches en vela y mi futuro sea una caja de dormidinas. A pesar de todo, seguiré comiendo sugus.

¡Hay recuerdos cómo algodones de azúcar!

8 comentarios:

Víctor dijo...

Preciós, Xavi. Com sempre. Quan llegeixo textos teus, em fa pensar en cançons de la casa azul, i creu-me que això és molt positiu per a mi :P

un petonàs, maco.

Julieta dijo...

hermoso, hermoso!.... yo también como sugus todavía XD

Ullets dijo...

Ains Víctor, m'encanta que em diguis això, serveixen d'algo més que per aclarir-me les idees.

Uma dijo...

Qué pena que seas de Barcelona. Pareces interesante.

Virginia dijo...

Pues a mi nunca me gustaron los sugus! Me conformaria con unos lacasitos...

Ullets dijo...

También conozco historias de lacasitos... =)

Asturiela dijo...

ufff que buenos gustos majo! amo los sugus.

ay esos recuerdos... o deberia de decir, ay esa memoria?

besos y saludos sugosos.

Ullets dijo...

Ay esos recuerdos! Ay esa memoria!

Muy buenos los besos sugosos! =)